Entrada destacada

Accidentes en la cocina

Evite accidentes en la cocina • En la cocina hay muchos objetos potencialmente peligrosos, desde cuchillos hasta limpiadores a base de á...

sábado, 28 de abril de 2012

Aceites Esenciales para limpiar


Extraídos de las plantas, algunos aceites esenciales puede matar las bacterias y el moho. Son muy fuertes, así que no se vaya por la borda: Una gota de aceite de menta es tan potente como 30 tazas de té de menta.


Úselos para limpiar su ...

Los peines y cepillos: Llene el recipiente con 1 ½ tazas de agua, ½ taza de vinagre blanco destilado, y 20 gotas de árbol de té, lavanda o aceite de eucalipto. Remoje los peines y cepillos durante 20 minutos. Enjuague y seque al aire.

Pisos desgastados: Aplique de dos a cuatro gotas de aceite de árbol de té a los puntos. Limpie el exceso de aceite con un paño y frotar en vinagre blanco destilado.

Incrustaciones de goma  en artículos: aceite de naranja es muy bueno para la eliminación de esta delincuente pegajosa de diversos materiales. (No te preocupes: no debe manchar la tela, pero no lavar inmediatamente..) Aplicar con una bolita de algodón.

Puertas de la ducha: Limpie basura cubiertas de las puertas de cristal con unas gotas de aceite de limón dos veces al mes. Se los va a proteger de la acumulación de suciedad.

Aseos: Añadir 2 cucharadas de aceite de árbol de té y 2 tazas de agua con una botella de spray. Agite bien y luego rocía a lo largo del borde interior del inodoro. Deje reposar durante 30 minutos, frotar. También puede colocar unas gotas de tu aceite favorito en el interior del tubo de papel higiénico. "Cada vez que se utiliza el papel, el olor se dará a conocer", dice Siegel-Maier.

Ventanas: Mezcle 2 onzas de agua y 10 gotas de lavanda o aceite de limón para limpiar la suciedad de las ventanas. Bono: Estos aceites pueden repeler a las moscas.

sábado, 21 de abril de 2012

Limones para limpiar

El ácido en el jugo de limón elimina las manchas de suciedad y óxido. Es especialmente eficaz cuando se mezcla con sal, lo que hace una pasta de lavado excelente.


Úselos para limpiar su ...

Encimeras: Sumerja la parte cortada de un limón en medio de bicarbonato de sodio para hacer frente a los mostradores, limpie con una esponja húmeda y seca. No lo use en piedra delicada, como el mármol o acero inoxidable (que pueden perder el color).

Las tablas para cortar: Para quitar las manchas difíciles de madera clara y las tablas de cortar de plástico, una rodaja de limón por la mitad, apriete sobre la superficie sucia, frote y deje reposar durante 20 minutos antes de enjuagar.

Platos: Para aumentar la potencia de corte de grasa de su detergente para lavar platos, añadir una cucharadita de jugo de limón.

Grifos: Lucha contra la cal por el roce de jugo de limón en los grifos y dejar reposar toda la noche. Limpie con un paño húmedo.

Eliminación de la basura: Corte un limón por la mitad, a continuación, ejecutar las dos piezas a través de la eliminación. "El limón limpia y lo hace oler muy bien", dice Linda Mason Hunter, coautor de Green Clean ($ 13.50, amazon.com).

Lechada: café de la mañana derramado en su baldosa o salpicaduras? Así es como para hacer frente a las manchas de boquilla: Añadir el jugo de limón a la crema 1 ó 2 cucharaditas de sarro (una sal de ácido que actúa como un agente blanqueador natural) para hacer una pasta. Aplicar con un cepillo de dientes, y luego enjuague.

Manos: Cuando se toca el pescado crudo, el olor puede persistir en los dedos. Frote sus manos con zumo de limón, que neutraliza el olor.

Servicio de lavandería: Para iluminar los blancos, añada 1/2 taza de jugo de limón para el ciclo de enjuague para una carga de tamaño normal.

Contenedores de plástico para almacenamiento de alimentos: Para las manchas de lejía de sopa de tomate y otros alimentos ácidos en los elementos aptos para el lavavajillas, frotar el jugo de limón sobre las manchas, dejar secar en un lugar soleado, y luego lavar como de costumbre.

sábado, 14 de abril de 2012

El color en la cocina


Muy lejos de la clásica gama de los marrones y del blanco puro que se utilizó desde siempre para los revestimientos y el mobiliario de la cocina, hoy se apunta a lograr una inyección de color en cada uno de sus rincones. Tal es así que se consiguen en el mercado electrodomésticos de coloridos tonos como el anaranjado, el amarillo o el verde brillante, pero claro, un electrodoméstico o accesorio puede reemplazarse sin problemas, pero un revestimiento y el mobiliario principal resultarán mucho más complicados (y caros).

Por eso, antes de decidir los tonos que vestirán la cocina es imprescindible pensar muy bien, sin dejar de lado los cánones que imponen la moda, por supuesto. El punto de partida es elegir una tonalidad determinada que sea la protagonista y buscar los distintos elementos de la cocina que armonicen, ya sea por afinidad o por contraste.

Para el piso, por ejemplo, conviene elegir una tonalidad clara como el beige o un pastel u oscura, siempre y cuando el espacio sea amplío. El blanco total no es recomendable, ya que suele dejar en evidencia la más mínima suciedad. Si en la pared piensa combinar azulejos con pintura, en cambio, lo mejor será que use el tono más llamativo para pintar y deje el sobrio para los azulejos, ya que, si se arrepiente, podra renovarlo con una inversión muy inferior a la que llevaría el cambio de azulejos.

sábado, 7 de abril de 2012

Armar una biblioteca


Si está pensando en armar la biblioteca, aquí tiene una guía para no cometer errores:
  • Lo más recomendable es colocarlas en una sala de estar o escritorio, cerca de sillones o sofás donde se pueda leer, con una fuente de luz que permita la lectura.
  • El sofá que se destine para la biblioteca debe ser cómodo, preferentemente reclinable.
  • La iluminación puede ser de dos tipos: una desde el techo que ilumine directamente a las estanterías y otra focalizada con una lámpara de pie con foco dirigible.
  • Es bueno agregar una mesita en la que se pueda colocar un teléfono y que sirva al mismo tiempo para dejar la correspondencia, los diarios o papeles.
  • En cuanto a la biblioteca, las más usadas por su comodidad son las rectas, con anaqueles idénticos o simétricos y cajones de tamaños variados. Pero también tienen su comodidad las que suman puertas de vidrio o de madera (que impiden que los libros se llenen de polvo), las empotradas o colgadas de la pared (ideales para espacios reducidos o complicados), las que tienen meditas (que permiten moverlas para favorecer la limpieza) y finalmente las modulares (un sistema cómodo porque se arma de acuerdo al gusto personal y al espacio del cual se dispone).