Entrada destacada

Accidentes en la cocina

Evite accidentes en la cocina • En la cocina hay muchos objetos potencialmente peligrosos, desde cuchillos hasta limpiadores a base de á...

Mostrando entradas con la etiqueta arreglos electricidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta arreglos electricidad. Mostrar todas las entradas

domingo, 9 de octubre de 2011

Cables bien condicionados


No se trata simplemente de una metáfora. Este problema doméstico puede desembocar en un accidente, por eso es recomendable revisar la instalación cada tanto, para comprobar que todos los cables se encuentran en buen estado. Los cables tienen que cumplir ciertas condiciones:

• No deben quedar demasiado tensos ni enroscados.

•Tienen que estar alejados del calor y de la humedad.

• No deben estar cubiertos por alfombras, mantas u otros tejidos que resulten combustibles.

• Si hay clavos o grampas cerca, asegúrese de que no dañen el plástico que recubre el cable.

• Este plástico tiene que estar en perfecto estado, ya que a través de las quebraduras podría producirse un cortocircuito.

• No conecte muchos enchufes de un mismo tomacorrientes para no sobrecargarlo.

•Los alargues deben utilizarse solamente en forma temporaria, ya que por una desconexión accidental alguien puede resultar dañado.

viernes, 20 de mayo de 2011

Los tomacorrientes nuevos


Los tomacorrientes recién estrenados suelen ser bastante rígidos y cuesta enchufar en ellos. Para no correr riesgos con la electricidad y hacer más sencilla esta tarea lubrique las patitas del enchufe con grafito (mina de lápiz negro), que es un lubrificante de metales.

lunes, 14 de febrero de 2011

El cable quedó corto


Al realizar alguno de los arreglos anteriores es probable que el cable ya no tenga el largo suficiente. Si necesita alargarlo, siga estos pasos seguros.


Consiga un cable igual al que desea alargar, pero que mida unos 50 centímetros más de largo de lo que necesita. Desarme el enchufe. Pele los extremos del cable viejo y del nuevo.

Separe bien los manojos de hilos que posee cada cable. Junte los correspondientes del cable viejo con los del cable nuevo retorciéndolos bien entre sí. Aisle cada junta con cinta.

Conecte el enchufe en el otro extremo del cable nuevo.