Entrada destacada

Accidentes en la cocina

Evite accidentes en la cocina • En la cocina hay muchos objetos potencialmente peligrosos, desde cuchillos hasta limpiadores a base de á...

Mostrando entradas con la etiqueta calefaccion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta calefaccion. Mostrar todas las entradas

miércoles, 18 de enero de 2012

Calefacción con seguridad

Consejos para su seguridad

• Nunca intente secar la ropa apoyándola en los aparatos calefactores.
 
• Si el artefacto usa gas resulta indispensable que, tanto la instalación interna como así toda reparación que se deba realizar en él, sean ejecutadas por un gasista matriculado.
 
• Jamás se acueste a dormir o a descansar con artefactos de llama abierta encendidos -ni siquiera con el piloto del calefón-. Es peligroso, y sin ventilación permanente podría resultar mortal.
 
• S horno de la cocina, al igual que las hornallas, no son estufas. Utilizarlas como tales es peligroso.
 
• Al encender estufas o cocina procure que haya ventilación pero sin que las corrientes apaguen el fuego.
 
• Nunca utilice líquidos inflamables para iniciar o activar fuego.
 
• Si tiene una estufa de tiro balanceado y no logra encenderla, no busque "soluciones caseras", recurra siempre a un especialista en el tema.
 
• Enseñe a los niños que no deben tocar ni jugar cerca de los aparatos calefactores porque podrían chocar, caer, o ser empujados contra la superficie caliente.
 
• La estufa eléctrica no debe tocarse con las manos mojadas.
 
• Asegúrese que la salida de aire al exterior no esté obstruida. Evitará la acumulación de monóxido de carbono, lo cual podría resultar mortal.
 
• Si hay olor a gas no accione llaves de luz ni artefactos. Ventile la casa.
 
• Los filtros de la caldera deben revisarse mensualmente durante las épocas de frío, y reemplazarse tantas veces como se considere necesario.
 
• Revise la chimenea unos días antes de su temporada de uso. Es imprescindible que no haya obstrucciones en la salida del aire, como por ejemplo, nidos de aves o basura acumulada durante el verano.
 
• Si sufre de dolores de cabeza, letargo, debilidad, náusea, pérdida de visión, y dolores musculares continuos estando en su casa y al salir a la calle se siente mejor puede ser que en su vivienda haya un escape de monóxido de carbono. Consulte urgente con un especialista.
 

domingo, 15 de enero de 2012

Mantener la temperatura del hogar


Si bien es cierto que lo primordial es el medio elegido para calefaccionar la casa, las siguientes medidas pueden ser muy útiles a la hora de mantener una temperatura ideal en el hogar:

• Las ventanas que dan hacia el Este deben abrirse durante la mañana, y las que dan hacia el Oeste por las tardes.

• Si su casa tiene chimenea y no la utiliza, séllela con cuidado (tratando de no obstruir la ventilación), de lo contrario el 8 por ciento del tipo de calefacción que utilice se escapará inevitablemente por allí.

• Recurra al sol para calentar la casa. Los días soleados, abra cortinas y puertas para permitir que el sol caldee los ambientes, por radiación natural.

• Use cortinas gruesas. De esta forma impedirá, en épocas frías, que el calor se escape de los ambientes.

• Las alfombras también colaboran en el mantenimiento de la calidez ambiental. Piense en ellas como opción si está en sus planes redecorar.

• Por la noche, cierre cortinas, persianas y celosías, y manténgalas así durante la jornada en caso de que ellas den hacia e! Sur. Ábralas cuando reciban luz directa y sol.

• No coloque su sillón favorito contra una pared que dé al exterior. Puede ser el lugar más cómodo pero sin ninguna duda, también será el más frío de toda la casa.

viernes, 13 de enero de 2012

Ventilación y corrientes de aire


Los ambientes templados mediante algún artefacto obligatoriamente deben mantener cierta ventilación debido a que con esta medida se evita el consumo de oxígeno y la acumulación de monóxido de carbono, sin que se pierda la temperatura deseada. Los ambientes no deben quedar herméticamente cerrados. La ventilación es indispensable y debe ser usted quien la gradúe.

Una vez elegido el sistema para oxigenar el ambiente, el equilibrio se logra detectando otras vías de escape de calor. La constante apertura de puertas y ventanas que dan al exterior -sobre todo si "abren" hacia ambientes no calefaccionados es una de las mayores causas.

Para solucionar este problema se debe cuidar que las aberturas sean del menor ancho posible y que permanezcan cerradas el mayor tiempo posible.

Si las vías de escape citadas anteriormente están cerradas y el aire se continúa filtrando, es necesario realizar una revisión más exhaustiva del ambiente. Los espacios significativos debajo de las puertas y las ventanas que no cierran firmemente contra su marco son algunos de los sitios que, de no ser elegidos como vías de ventilación, se convierten en accesos para el aire frío, con consumo extra. La solución es sellar estas salidas mediante tubos de tela rellenos con arena u otras sustancias granuladas, o taparlas con burletes.

Tenga en cuenta que éstos últimos vienen en distintos materiales, y que para los lados y la parte superior de las puertas existen los de compresión, mientras que para la parte inferior se utilizan los barredores o de solera.

Otra alternativa para ventanas y puertas es masillar las juntas entre sus marcos y las paredes; los agujeros por donde ingresan tuberías, cables o antenas de televisión, y las uniones de paredes con el piso. En estos casos son ideales las masillas de calafateo.

Por último, recuerde que el organismo no sólo necesita calor sino también cierta cantidad de humedad ambiental, así como movimiento de aire. Una pérdida de calor excesiva puede conducir a un estado de entorpecimiento, pero un aumento exagerado del calor provocará el mismo efecto. No hay nada mejor que el equilibrio, y si logra mantenerlo en su casa seguramente la temperatura será ideal.

miércoles, 11 de enero de 2012

La estufa eléctrica y el caloventilador

La estufa eléctrica se destaca por su practicidad ya que es pequeña y se traslada fácilmente. Su uso requiere tan sólo de un enchufe para la corriente, pero no hay que olvidarse de que consume muchísima electricidad.

Y si de comodidad se trata, otro artefacto a tener en cuenta es el caloventor: un ventilador que emite aire caliente. Sus características son similares a las de la estufa eléctrica: es pequeño, se traslada, necesita electricidad, sólo calienta un sector y se destaca por un alto consumo de energía.

Por su parte, los equipos de aire acondicionado que tienen la opción calor-frío, tienen la inmensa ventaja de ser útiles tanto en invierno como en verano. Sin embargo, es necesario señalar que causan daños ecológicos importantes. Un acondicionador no debería estar encendido más de dos horas por día: ésta es una norma básica para potenciar el ahorro de energía y no sufrir al ver la cuenta del consumo de electricidad.

lunes, 9 de enero de 2012

Calefacción central por losa radiante


Coinciden los que saben del tema, que la mejor fórmula es la calefacción central por losa radiante o por tubos. No sólo porque  quema menos oxígeno sino porque no desprende gases peligrosos. Regulada por una caldera central, las ventajas para el usuario son que éste la puede regular a su gusto y estéticamente no ocupan ningún espacio. El sistema por tiro balanceado -funciona con gas- es seguro pero demora en expandir el calor y además ocupa un significativo lugar en la pared.

Si el edificio donde vive tiene sistema de losa radiante, póngase de acuerdo con el resto del consorcio para graduar la temperatura central de forma razonable. Es muy común ver que en los departamentos se abren las ventanas, porque los moradores no soportan el calor que se concentra dentro de los ambientes.

sábado, 7 de enero de 2012

Los costos de un radiador


A la hora de pensar en los costos recuerde que el radiador más económico es aquel con pasaje de aceite. Por otra parte, los radiadores eléctricos son los que mejor pueden integrarse en un ambiente ya creado, pues sólo requieren un enchufe y sus diseños extra planos y de discretas líneas permiten que pasen inadvertidos. Otra posibilidad es el radiador desplazable mediante rueditas: recuerde prever su ubicación mientras no se utiliza, por ejemplo en verano.


Muchas veces, el radiador es colocado por el propio constructor de la vivienda quien a veces no se preocupa demasiado por situarlo en un lugar discreto. En tal caso, una buena solución será no esconderlo, sino destacarlo como elemento decorativo por ejemplo, pintándolo, de tal forma que contraste con el resto del ambiente.

jueves, 5 de enero de 2012

Calefacción con radiadores


Un sistema más moderno es el radiador. Usualmente son de dos tipos: fabricados en hierro (o acero) y los no férricos. Pueden ser directamente caldeados con madera, carbón o gas. El medio de calor puede ser el vapor de una caldera, o agua, a temperatura elevada procedente de un calentador.

Los secretos para aumentar su eficiencia consisten en quitarle la cubierta durante el invierno, como así también dejarlo libre de cortinajes y muebles. Las cortinas colgando sobre los radiadores no sólo representan un potencial peligro sino que además permiten que el calor se escape por las ventanas.

Uno de sus inconvenientes es que gran parte del calor que este artefacto proporciona queda en el área de la pared que lo rodea en lugar de expandirse por toda la habitación. Este efecto puede paliarse en gran medida colocando un panel de reflexión entre la pared y el aparato, con su cara reflectora hacia el ambiente en cuestión. Otra recomendación para concentrar el calor sin tener que aumentar la temperatura del radiador, se relaciona con los artefactos ubicados debajo de las ventanas: ante esta situación la construcción de un alféizar es sumamente útil.

Una manera de lograr que el calor proveniente de los radiadores sea realmente efectivo es colocando papeles de aluminio en la pared detrás de los mismos, de forma tal que el calor rebote dentro de la habitación en lugar de escaparse por el muro. Esto significa un importante ahorro de energía en aquellos radiadores que se encuentran en las paredes extemas.

martes, 3 de enero de 2012

Calefacción rústica, La salamandra


Para los amantes de la rusticidad otra posibilidad es la clásica salamandra: muy decorativa, aunque peligrosa si hay niños pequeños en la casa ya que alcanza grandes temperaturas en la superficie. Si se coloca en un departamento, el caño de salida debe llegar hasta la azotea o sino hay que convertir el funcionamiento de la salamandra a gas, de manera que no genere humo ni residuos. En todos los casos la colocación debe hacerse con instaladores matriculados.

viernes, 30 de diciembre de 2011

La chimenea


La mayoría de los métodos para alterar las condiciones ambientales se hallan vinculados con instalaciones térmicas como por ejemplo chimeneas, radiadores, aires acondicionados, y estufas. Cada una de estas opciones tiene sus ventajas y desventajas. Quizás usted ya tenga su propio sistema, o tal vez, está tratando de decidirse por aquel que pueda brindarle los mejores resultados. Cualquiera sea su situación, hay muchas cosas que debe saber al respecto.

Comencemos por la antigua chimenea. Esta siempre ha sido el sueño de los románticos y el caballito de batalla de los arquitectos y decoradores, quienes aseguran que el fuego es perfecto para imprimirle estilo y seducción a una esquina de la casa o al rincón de lectura.

Pero el rendimiento de una chimenea es en realidad muy bajo ¿Por qué motivo? El calor que disipa el humo no se utiliza en absoluto, porque éste es expelido inmediatamente hacia el exterior y no sólo se pierde el calor del ambiente que se desea templar sino también el del resto de la casa. El único modo de mantener la calidez es su uso prolongado lo que conlleva un consumo desmesurado. Otra de sus contras es que se debe contar con un espacio considerable para guardar la leña y con muchísima paciencia para vivir limpiando las cenizas de la combustión.


De todos modos, si usted ya tiene una chimenea instalada, tenga presente cerrar la llave del "pulmón" siempre que el fuego esté apagado: así evitará que el calor del ambiente continúe fugándose a través del tiraje.

Si a pesar de sus desventajas, su deseo es utilizar una chimenea como elemento decorativo, recuerde que la misma es compatible con la calefacción central y los radiadores, los cuales ambientarán la casa. Otra alternativa son las chimeneas que funcionan a gas: pierden un poco en estilo pero ganan en practicidad. Además, en relación al costo de la leña -obviamente según el lugar donde usted viva- resultan más económicas.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Ambiente calefaccionado

En invierno no hay nada mejor que llegar a casa y encontrar el ambiente calefaccionado. Pero para lograr el clima ideal es necesario contemplar algunas medidas. Sepa cuáles son.

Según lo ha anticipado el otoño, y los estudios de los expertos,  este invierno el frío se hará sentir con bastante fuerza. Para vivir en un ambiente calentito y seguro hay que elegir un buen sistema de calefacción, no sea cosa de provocar incendios en el vecindario o pagar cifras astronómicas de electricidad. Nadie puede negar que a la hora de mantener el calor del hogar, evitar accidentes y economizar son dos cuestiones primordiales, al igual que para muchos lo es el aspecto decorativo.

Conocer las posibilidades que ofrece hoy el mercado e incorporar una serie de medidas, relacionadas directa o indirectamente con la forma elegida para calentar los ambientes, es el primer paso para prevenirse del frío.

lunes, 29 de agosto de 2011

Consejos para mantener el calor de la casa


Ventanas: Las superficies vidriadas representan la mayor pérdida de calor en una casa. Si en las ventanas hay cortinas de gasa liviana que se usan durante el verano, es hora de colocar un cortinado más pesado y cerrar persianas o postigos cuando hay mucho viento.

Muebles: Los sillones que tienen revestimientos fríos como cuero ecológico, cuerinas o plásticos, pueden hacerse más acogedores con fundas desmontables o mantas de algodón o lana encima. Otra solución consiste en colocar almohadones rústicos, de cordero o chenille.

Pisos: Para que los de cerámica o porcelanato no resulten tan fríos en invierno la solución es colocar carpetas o alfombras en las zonas donde se permanece largo tiempo sentado. Cuando los dormitorios no están alfombrados, aunque tengan parquet es importante tener una pequeña alfombra a los costados de la cama para apoyar los pies al levantarse.

sábado, 27 de agosto de 2011

Conservar el calor del hogar


El invierno se viene crítico y con tarifas altas. Aún así, no es necesario pasar frío para economizar el gas si se ponen en práctica algunos consejos para maximizar el consumo y se realizan simples cambios en la decoración de los ambientes.

Todos los consejos para que la casa se perciba más cálida son inútiles si se permite que el aire, protagonista principal de la conducción térmica, circule demasiado desde el interior al exterior y viceversa. Entonces, cerrar las puertas de los espacios que no se usen y apurar el tránsito desde y hacia el exterior, es indispensable para mantener la casa bien calefaccionada. Una primera medida es verificar si hay filtraciones de aire a través de las hendiduras laterales de puertas exteriores y de las ventanas, pasando la palma de la mano por todas las rendijas. Para evitarlas hay que utilizar burletes.

Por supuesto, siempre hay que tener algo de ventilación en una casa para mantener un ambiente saludable con un nivel de humedad aceptable.